Un cambio radical para un piso antiguo

Mis padres están decididos a dar un cambio radical a su casa. Se compró a mediados de los 70 y, desde aquella época, apenas se han hecho reformas interiores. Apenas un retoque en uno de los baños y la habitual sustitución de electrodomésticos. Por diferentes razones, siempre se posponía la reforma. Algunas veces porque no había suficiente dinero y, otras, porque se prefería invertir el dinero que sí había en otras cuestiones (viajes, coche, etc.).

Yo siempre les apoyé en estas decisiones porque consideraba que la casa estaba bastante bien y que no creía que la reforma fuera prioritaria. Ahora sí, las cosas han cambiado. Los años no pasan en balde tampoco para las casas. Han empezado por comprar venecianas para las habitaciones, el salón y la cocina. Las persianas estaban muy antiguas y alguna no funcionaba ya muy bien. Con las venecianas hemos empezado a notar que la casa tiene muchas posibilidades.

Quien más está disfrutando este inicio de reforma es mi madre. Nunca fue una gran amante de la cocina, pero este espacio pedía a gritos un cambio. Los muebles tienen un toque setentero que ha perdido su gracia. Además, ha llegado la hora de poner una vitrocerámica, una de las viejas aspiraciones de mi madre.

Lo que a mí me cuesta más aceptar, es el cambio en la que fue mi habitación durante años. Después de comprar venecianas y colocarlas le ha tocado el turno al armario de las camas plegables. Es verdad que ya no se usan, pero yo les tenía cariño por el tiempo que pasé ahí. La idea es eliminar ese mueble (enorme, por otro lado), y convertir esa habitación en una especie de despacho para mi padre.

De todas formas, hay que tomarlo con calma. El coste de una reforma (casi) integral como se está planteando es elevado. Cuando llega el turno de una reforma así, hay que seguir una serie de pasos. Primero, elaborar una lista de prioridades: cuáles son las zonas de la casa que requieren una actuación inmediata y cuáles pueden esperar un poco. Esperemos que mi (ex) habitación no sea una prioridad…

Tres usos para los cordones de colores que te encantarán

Los cordones colores que se usan habitualmente para los zapatos pueden tener otros usos que te encantarán, especialmente si tienes niños pequeños. Estas son algunas sugerencias para divertirte y divertirles con estos cordones.

-Para el pelo. Si sueles ponerle coletas a tu hija puedes adornarlas con cordones de colores. Quedarán muy divertidas, especialmente si utilizas varios diferentes en cada cola. También valen para jugar con ellos a la hora de trenzar el pelo, usándolos para entremezclarlos con el pelo y lograr que se vea un resultado muy colorido.

Los niños también pueden utilizarlos creándose divertidas cintas trenzadas para la frente al más puro estilo hippie. También pueden crear una trenza de colores y anudarla en la parte de atrás de su gorra, creando el efecto de que llevan una trenza en su pelo.

-Realizar llaveros. En Internet es fácil encontrar tutoriales que enseñan a crear divertidos llaveros partiendo de cordones de colores. Puedes buscar unos en forma de pulpo que son particularmente alegres y que les encantará llevar.

Este tipo de manualidades son perfectas cuando viene un día malo durante las vacaciones y no sabes muy bien cómo vas a entretener a los niños. Estarán quietos y lo pasarán muy bien con muy poca inversión de dinero.

-Crear bisutería. Existen también tutoriales para crear todo tipo de bisutería, desde pendientes hasta colgantes. En algunos casos será necesario utilizar otros abalorios o cierres pero también se pueden encontrar modelos muy sencillos en los que se anudan los cordones y se entremezclan logrando composiciones muy sencillas pero ideales para que los niños usen como gargantilla o como pulsera veraniega.

Puedes aprovechar los cierres o abalorios de otra bisutería que tengas por casa y que ya está pasada de moda o que no usas. De este modo podréis realizar creaciones propias muy divertidas sin tener que gastar nada de dinero en hacer compra.

Ya ves que los cordones de colores sirven para más cosas que para colocar en las zapatillas. En cualquier caso, son siempre una alternativa divertida a los típicos cordones blancos y negros de toda la vida, cambiando totalmente la imagen de las zapatillas y logrando que se vean mucho más atractivas, sobre todo a los ojos de los niños. Ellos siempre buscan color, alegría y originalidad y con este tipo de cordones se les proporciona todo eso por muy poco dinero.

Si te roban tu teléfono, puedes recuperar el dinero

 

Imagina que has ahorrado un montón para comprarte un teléfono de gama alta. O que lo has financiado y sabes que estarás los dos próximos años pagando la cuota religiosamente. No te importa, porque tienes en tus manos el teléfono con el que siempre habías soñado, un pequeño ordenador en miniatura desde el que puedes administrar tus redes sociales, donde tienes tu música e incluso en el que ves tus series favoritas cuando viajas en autobús o en tren.

Pero imagina ahora que cuando solo lleva un par de meses contigo, un buen día llegas a casa y descubres que no está en tu bolsillo. Que aprovechando un descuido alguien te lo ha robado. O, simplemente, te lo quitan a la fuerza en cualquier lugar. Te habrás quedado sin tu teléfono en un abrir y cerrar de ojos y tendrás que seguir pagando cada uno de los recibos, por lo que te resultará complicado el poder comprar otro.

Desde luego no es una situación ideal, pero podría mejorar mucho si se ha contratado un seguro para el movil que cubra en caso de robo. Este tipo de seguros te permiten tener la tranquilidad de que si te roban el teléfono al menos la deuda podría desaparecer con lo cual podrías permitirte comprar otro aparato y comenzar de cero, pero al menos con un modelo totalmente nuevo que tampoco debes de olvidarte de asegurar por si la mala suerte se repitiera.

Estos seguros pueden variar en función de la compañía. En algunos casos se hacen cargo de la deuda pendiente del teléfono, sin más. Pero si lo has pagado a tocateja tendrán que darte la indemnización correspondiente. En este caso nunca vas a recibir lo que te costó el teléfono, sino el valor que este tenga en el momento del robo que siempre habrá ido descendiendo. En cualquier caso, tendrás parte del coste de uno nuevo o podrás adquirir un terminal de segunda mano.

Siempre es mejor que quedarse compuesto y sin teléfono tras un robo. Especialmente si necesitas de tu teléfono para trabajar, algo cada vez más habitual ya que a través del móvil se envían correos, se realizan pagos y hasta se pueden gestionar facturas y cuentas bancarias. Especialmente si hablamos de teléfonos muy avanzados que son los que más a menudo se roban y también los que cada vez con más frecuencia, se aseguran.

Malas madres y madres perfectas

En los últimos meses se ha producido diversas polémicas en España en relación a algunas famosas acusadas de ser ‘malas’ madres a través de redes sociales o en programas de televisión.

Una famosa cantante, por ejemplo, fue objeto de escarnio público porque salió 6 días después de dar a luz con su novio a cenar, dejando a sus padres al cuidado del bebé. Al colgar una foto de su cena en su perfil de Instagram, comenzaron a aparecer comentarios despectivos que la tachaban de ‘mala madre’ por dejar al bebé solo unas horas pocos días después de su nacimiento.

Cada persona entiende la lactancia y embarazo como le viene en gana. El problema es que vivimos en una sociedad en la que todo el mundo opina sobre todo, y todos, por supuesto, creemos tener la razón. En una sociedad supuestamente libre, la libertad real brilla por su ausencia porque la opinión pública y la presión social ejercen su poder estableciendo lo que está bien y lo que está mal.

Sí, podemos llevar el pelo de cualquier manera o podemos decir lo que pensamos, pero todo bajo la atenta mirada de la opinión pública (o privada) que hoy encarna tan bien internet. Las madres perfectas que acusaron a esta artista de ser mala madre son estupendas, cuidan a sus hijos de maravilla, atienden a sus maridos como se merecen y son las número 1 en sus trabajos. Ellas lo valen.

La lactancia y embarazo son dos ámbitos muy personajes. Ahora, la lactancia natural es tendencia y todo el mundo coincide en que es más saludable para el bebé. Pero si una madre decide, por las razones que sea, optar por la lactancia artificial ya es mirada por encima del hombre por los ultras de la lactancia natural.

Si queremos ser realmente libres, debemos ser nosotros los que miren por encima del hombro a la opinión pública y a lo políticamente correcto. Hacer lo que nos venga en gana con nuestra vida familiar, depende solo de nosotros, no de nuestros seguidores de Instagram ni de la tertuliana gritona de la televisión.

El placer de conducir un coche que ha conquistado a varias generaciones

Hay coches que se han vuelto símbolos de varias generaciones y uno de ellos es el famoso Ford Fiesta. Cuando salió a la venta llamaba la atención porque era un vehículo muy moderno y juvenil. Muchos jóvenes querían tener uno. Durante muchos años, adquirir un fiesta de ocasion fue el objetivo de todos aquellos que salían de la autoescuela y querían un vehículo moderno, atractivo y con muy buen precio.

Desde aquella hasta ahora mucho ha cambiado en su forma y también en la manera en la que es visto. Actualmente, el Ford Fiesta sigue siendo un coche que gusta y que tiene su público pero se ha convertido en un vehículo que tanto vale para una persona joven que quiere un vehículo no muy caro y que responda como para una familia con uno o dos niños.

Su línea continua siendo moderna, actual, con un cierto toque deportivo que atrae a mucha gente joven. De hecho, se considera uno de los coches favoritos de las parejas jóvenes con un niño, porque permiten llevar al pequeño con comodidad en los asientos traseros y a la vez tener un vehículo con un aspecto muy juvenil.

Dado que se trata de un coche popular es fácil encontrar modelos de segunda mano de diferentes años de antigüedad y consecuentemente con diferentes precios. Que es un buen coche queda patente por el hecho de que todavía se pueden ver algunos de los modelos más antiguos por las calles.

Por supuesto, cada vez van quedando menos, pero es que los primeros Ford Fiesta salieron al mercado en el año 1976, hace la friolera de 41 años. Desde aquella ha habido ya seis generaciones diferentes de este vehículo. La última está en proyecto y se prevé que sea un Fiesta más grande, algo más ancho y con un aspecto bastante más dinámico. También se espera que sea el que cuente con más equipamiento hasta el momento, copiando gran parte de lo que actualmente posee el Ford Focus.

Un coche con mucha historia que siempre merece la pena valorar como una de nuestras opciones a la hora de adquirir un coche nuevo o de segunda mano, porque sabemos que estamos ante un vehículo fiable, que tiene una muy buena relación calidad/ precio y que ofrece un buen resultado con un consumo bajo en cada una de sus gamas.

Cafetera expresso o cafetera de cápsulas

Una de las dudas de los amantes del café es si adquirir una cafetera expresso o una cafetera de cápsulas. La cafetera expresso ofrece un sabor mucho más auténtico, con más cuerpo y espuma. Pero algunas cafeteras de cápsula han llegado a conseguir también una gran calidad y además, son mucho más fáciles de manejar.

Las cafeteras de cápsula permiten hacer un café que siempre sabe igual. No hay que tener cuidado con el molido del grano ni hay que realizar cálculos sobre la cantidad de café que hay que poner para cada taza. Esto es cómodo y fácil y facilita mucho el café de aquellas personas que quieren que siempre salga igual y tenga ese toque perfecto.

Si se comprara una cafetera electrica precio medio con una cafetera de cápsulas tampoco hay grandes diferencias. Tanto en café expresso como en café de cápsula se encuentran modelos de diferentes precios y calidades, por lo que el coste de la cafetera no suele ser determinante para tomar una decisión sobre la compra.

Lo que suele marcar la diferencia es el precio de las cápsulas y el del café ya sea en grano o molido.  Aquí se pueden encontrar diferencias muy significativas especialmente para aquellos que son muy cafeteros y consumen varias tazas al día o cuando son varias las personas en casa que toman café.

Las cápsulas salen bastante más caras que el café, lo que hace que muchas personas se lo piensen dos veces y pongan en una balanza qué es lo que prefieren: comodidad o precio. En el caso de una persona sola que toma uno o dos cafés al día quizás no se aprecie tanta diferencia y puedan permitirse el capricho de tomar variedades de café diferentes cada día sin tener que comprar y conservar cafés de distintos tipos en su alacena.

Existe también una alternativa por la que han optado algunas marcas de cafeteras, que es la de realizar modelos que, por un lado, pueden realizar café expresso normal y, con un adaptador adecuado, también pueden hacer café de cápsulas de alguna marca determinada. Por ahora no hay una gran variedad de modelos mixtos y las opiniones sobre los mismos son variadas, desde los que se muestran encantados por tener ambas opciones hasta los que afirman que la cafetera no acaba de ser totalmente buena a la hora de realizar el café de cápsulas.